Primeramente debemos tener claro lo que es un aislante térmico. Él es un material altamente resistente al calor y se encarga de proteger y sellar cualquier ambiente de interés como viviendas o hasta refrigeradores por ello es muy utilizado en las industrias y construcciones. Tiene una capa de aluminio que tiene la capacidad de ofrecer una protección contra la radiación del sol. Estos aislantes poseen un adhesivo que asegura su fijación contra cualquier superficie.

TIPOS DE AISLANTES.

Para saber cual aislante usar y como instalarlo, primero debes conocer los tipos de aislantes que existen, hay mucha variedad, cada uno de ellos depende para que superficie estén hechos.
Aislantes térmicos Poly Foil: Tiene la capacidad de aislar totalmente tanto térmicamente como hidrófugamente. Tiene una aplicación muy fácil, es fácil de transportar, protege las superficies tanto antes y después del revestimiento, es liviano por lo que es ideal para las superficies que estén en las alturas, es ecológico, no se deforma, no deja residuos y tiene un acabado excelente.

Aislante Térmicos Thermo-Foil: Algunos de los aislantes térmicos, con el tiempo y con la exposición a todo tipo de ambiente y temperaturas se deterioran y necesitan cambio o mantenimiento. Este tipo de aislante es característico por soportar por más tiempo todas estas exposiciones ambientales y ser mucho más duradero y estar en buen estado, incluso muchas compañías especializadas en la aplicación de aislante dan garantía de que su buen estado y funcionamiento será para toda la vida. Por ello es muy recomendable para los techos porque son los más expuestos. Está compuesto de aluminio puro, polietileno de baja densidad y burbujas de aire estanco. El aluminio le provee una barrera radiante de muy alta calidad que sumando la cámara de aire encapsulada impide la transferencia de calor. Es por ello que es considerado el mejor aislante térmico en cuando a funcionamiento.

Aislante Térmicos Poly Espuma: Es una espuma fabrica de poliuretano que le dan forma de una lamina con un diámetro aproximadamente de 1 mm a 50 mm y 1 mm de m.
Aislante Térmico Poly Espuma con Film de Polietileno: Es el mismo aislante antes mencionado pero con un revestimiento de Film de polietileno.

Aislante Térmico Thermo Espuma: Es muy utilizado para los techos de chapa debido a que tiene una excelente capacidad de aislar la temperatura. Esa capacidad de aislar también se le suma la capacidad de evitar la condensación de masa, es decir, la acumulación de humedad.

En algunos casos también es utilizada la lana mineral como aislante térmico, aunque a veces es utilizada en techos, no es muy común ya que no soporta tanta exposición como la que sufren estas superficies. Por lo que es más recomendable la utilización de ella en paredes o suelos que son superficies menos expuestas.

Anteriormente era muy utilizado un aislante al vacio que era considerado el mejor de todos, pero debido que las condiciones de obtenerlo y mantenerlo se hicieron cada vez más complicadas se fue desprestigiando. Es por ello que es más común hoy en día se encuentres aislantes térmicos de aire con baja humedad que gracias a su baja capacidad de conducción térmica impiden el paso del calor y por su bajo coeficiente de absorción impiden la radiación del mismo.

MATERIALES DE LOS AISLANTES

Como existen muchos tipos de aislantes, ellos también están compuestos de muchos tipos de materiales que están legalmente comprobados en función como lo son:

– Lana Mineral.
– Poliestireno Expandido.
– Poliestireno Extruido.
– Espuma de poliuretano.
– Espuma de Resina Fenólica
– Espuma de Vidrio o también llamada Lana de Vidrio.
– Losas de Lana de Madera.
– Placas de Perlita Expandida.
– Corcho Expandido.
– Fibras de madera.

COLORES CLAROS COMO AISLANTES DE CALOR

Hablando físicamente es muy conocida la teoría que los colores claros tienen la capacidad de reflejar los rayos UV y repelerlos todo lo contrario a los colores oscuros que ellos más bien absorben todos esos rayos.
Ahora pensemos en que nuestros techos la mayoría al pasar el tiempo se tornan de color oscuro, y colocando como referencia esta teoría imagínense todo la superficie siendo un absorbente de los rayos del sol y al mismo tiempo acumulándolos y dirigiéndolos hacia el interior aunque sea de noche. Y por ser la superficie más alta de la estructura en algunos casos no existe hora alguna el cual pueda tener sombra y dejar de absorber los rayos, como ayudaría un muro o un árbol.
Basándose en esta teoría muchos expertos recomiendan que aparte de usar algunos de los aislantes térmicos ya mencionados, además lo complementes pintando el techo de colores claros, el más recomendado es el blanco, para que ellos ayuden a repeler los rayos UV y el calor y asi lograr un ambiente mas reconfortable con temperaturas bajas y habitables.

INSTALACIÓN DE LOS AISLANTES TERMICOS

Para que el aislante térmico pueda tener un uso al 100% debe ser instalado correctamente, los pasos que se deben seguir son:

1. Primero se debe extender el rollo aislante por toda la superficie
2. Cuando el rollo haya sido extendido y hayas llegado al punto más largo de la superficie debes fijarlo a la estructura.
3. Una vez ya fijado el rollo debes alinearlo para que quede paralelo a la estructura base.
4. Cuando te fije que este alineado correctamente debes tensarlo o estirarlo muy bien esto permitirá una buena compactación con la siguiente lamina aislante.
5. Se debe fijar el rollo al primer apoyo del techo. Es muy recomendable para este tipo de trabajos usar tornillos punta brocha y soleras de al menos ½ de ancho.
6. Luego se procede a pegar todas las láminas lateralmente para asi evitar las infiltraciones de aire caliente.
7. Hay que tener en cuenta que por cada dos filas de aislante que se coloquen de debe colocar una cubierta para no dejar el material expuesto y que el aire caliente pueda desprenderlo.

De igual manera el aislante térmico también puede ser instalado por debajo de cualquier techo.

5 (100%) 1 vote