Cuando llega la temporada de lluvias a las zonas donde habitamos, puede resultar un problema si no se tienen los techos de concreto bien impermeabilizados, ahí pueden comenzar las filtraciones de agua por los techos.

El hecho de no tomar en cuenta el factor impermeabilizar puede afectar mucho una casa o edificio, ya que cuando comience  a entrar agua por las filtraciones, afectará muchas partes y a la larga tendremos más daños del que imaginamos.

Es por esta razón que debe ser necesario proteger los mismos de la mejor manera y con el mejor material que se pueda usar.

Esto también se hace sumamente importante si se trabaja en el ramo de la construcción, pues es un proceso que no debe faltar al momento de dar las últimas terminaciones a una casa o a una edificación que lo necesite.

Primero que nada, debemos tener en cuenta que no debemos esperar que llegue la época de lluvias para tomar la decisión de impermeabilizar los techos de concreto, ya que a pesar de que cada país tiene una época lluviosa definida, a veces se presentan precipitaciones imprevistas, que pueden perjudicar tu estructura.

Además debemos tener presente que siempre vamos a encontrar fórmulas caseras de impermeabilizantes que parecen ser muy novedosas y al principio fáciles y rápidas de usar, pero a la larga puede resultar contraproducente debido a que duran poco y puede traducirse luego como más costosas a largo plazo.

Un ejemplo de esto, es una mezcla de cemento con arena cernida y agua, y no requiere aplicación por parte de mano de obra especializada, por lo tanto a simple vista es fácil de usar.

Lo bueno de todo esto, es que debido a las exigencias y estándares que se debe cumplir para los impermeabilizantes, existen instituciones encargadas de velar por la buena calidad de los mismos y los analiza periódicamente para asegurarse de ello, los cuales estudian básicamente los impermeabilizantes de tipo elastoméricos.

Antes de continuar, te aclaramos que un impermeabilizante elastómerico es aquel que está elaborado con polímeros acrílicos de última generación, pigmentos inorgánicos , agregados minerales y otros aditivos especiales que le proporcionan sus características de impermeabilidad, secado, adherencia al lugar a colocar y resistencia al sol.

A pesar que los elastoméricos son los más comunes, hoy en día, la oferta de impermeabilizantes incluye productos elastoméricos, acrílicos, cementosos, asfálticos y prefabricados.

Debes saber que los elastoméricos y los acrílicos se utilizan principalmente en las aplicaciones domésticas; mientras que los asfálticos y los prefabricados son empleados para superficies industriales como ductos y tuberías, además de su uso en techos. Los cementosos están diseñados básicamente para impermeabilizar muros, paredes y pisos.

Los impermeabilizantes elastoméricos, elaborados a partir de resinas como las estiren-acrílicas, tienen una mayor durabilidad debido a que son más elásticas, factor que es fundamental.

Además que los impermeabilizantes para techos del tipo elastoméricos son aquellos que al aplicarlos tienen cierto nivel de elasticidad, es decir, se dilatan con el sol, se contraen con el frío.

Ahora bien, ¿Qué significa que sean impermeables?

Aunque el nombre de estos recubrimientos da a pensar que a través de ellos no pasa el agua nada, siempre hay una transferencia de agua al interior.

Conocer que tanto rinde el producto elegido es sumamente importante, porque si la permeabilidad es alta, el agua quedará atrapada entre la película de impermeabilizante y la superficie construida, y al no poder evaporarse buscará una salida hacia el interior que se busca proteger, lo que puede ocasionar daños en la estructura a mediano plazo.

La mayoría de los productos elastoméricos encontrados a la venta dejan pasar es cantidad de agua necesaria sin importar que su aplicación haya sido realizada de forma correcta, pero esto es un factor propio del material, asi no se producen acumulaciones de agua.

Los impermeabilizantes se comporta como esponjas

Esto quiere decir que también es propio de los buenos impermeabilizantes absorber un poco de agua para cumplir con la normativa de su diseño. Pero la consecuencia de esto es que puede existir una degradación del recubrimiento utilizado, y por tanto, existiría a largo plazo la posibilidad de filtraciones.

Los impermeabilizantes deben ser poco elásticos

En un impermeabilizante, la elasticidad es una característica clave para asegurar su buen desempeño luego de la aplicación. Esta cualidad favorece que se amolde a los movimientos naturales de las construcciones, en lugar de agrietarse y permitir el paso del agua.

Un impermeabilizante no debe ser una estructura rígida, debe ser una estructura suave que permite los movimientos y que al mismo tiempo no se expanda demasiado como para que pueda entrar el agua. Lo bueno es que la mayoría de los impermeabilizantes tienen esta cualidad y solo la pierden al paso de muchos años.

Aplicación del impermeabilizante de manera profesional

Para hacer efectiva la duración del impermeabilizante para techos, es preciso comprobar que la aplicación del producto se haga de manera correcta, por lo que se recomienda que la responsabilidad de su aplicación a un especialista, en especial si se trata de recubrimientos asfálticos o prefabricados, y de aplicaciones industriales que incluyan la impermeabilización de tubos y ductos, no sólo de la aplicación en techos.

Un ejemplo de ello es si la presentación del impermeabilizante prefabricado no es líquida, sino que es en rollo y su adhesión a la superficie requiere la aplicación de fuego, lo que requiere más cuidado y profesionalismo.

 

3 (60%) 2 votes